Entendemos que podría ser preocupante saber que algo malo o peligroso podría estar desarrollándose en su cuerpo

A menudo hemos escuchado decir: me encuentro mejor, pero no lo sé.

Algunos otros dicen: prefiero tener malas noticias y ocuparme después de ello.

¿Cómo argumentaría esto si la discusión fuese sobre sus hijos?

¿Le gustaría conocer exactamente su estado de salud, con lo que podría hacer todo lo posible para prevenir o tratar cualquier cosa peligrosa, o prefiere dejar que la naturaleza siga su curso?

Casi todos los estudios sobre el cáncer y otras enfermedades demuestran que el tratamiento en las primeras etapas disminuye en gran medida el riesgo de mortalidad.

¿Qué piensa usted?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *